Salud Integral Bioenergética
La nueva generación de la medicina cuántica
Inicio Quienes Somos Tratamientos Bases Científicas Contáctenos
 
Información de interés:
Bases científicas
Breve historia de la física cuántica
Magnetometro Squid
Bases científicas de que somos y emitimos energía
Historia de la biorresonancia
Psiconeuroendocrinoinmunología
 
 
 
Bases Científicas

Bases científicas de que somos y emitimos energía y que esta energía es el reflejo nuestro estado físico y mental.

Jacques Benveniste Médico y científico francés 1980.

- Descubrió el PAF o factor de actividad platelet que interviene en algunas alergias como el asma.

- Director del Instituto Nacional francés para la Salud e Investigación Médica (INSERM).

- Había estado estudiando la degranulación basofílica: La reacción de ciertos leucocitos sanguíneos a los alergenos.

- Los basófilos los cuales tienen anticuerpos IGE en su superficie, siendo estas las responsables de las reacciones de hipersensibilidad en las personas alérgicas. Se dio cuenta que a pesar de que había una cantidad mínima de alergeno, había respuesta por parte de los leucocitos.

- En 1988 en conjunto con Benveniste, 13 científicos de diferentes países (Francia, Israel, Italia y Canadá). Concluyeron en la prestigiosa revista NATURE lo siquiente: Si se diluyen soluciones de anticuerpos repetidamente hasta que ya no contengan ni una molécula del anticuerpo, seguían produciendo una respuesta de las células inmunes. Así como también se concluyó, que en ciertas diluciones ya no quedaba ninguna de las moléculas originales y que Información específica debe haber sido transmitida durante el proceso de dilución/sucusión. El agua podría actuar como plantilla de la molécula, por ejemplo, por medio de una red infinita ligada por hidrógenos, o campos eléctricos y magnéticos. Se había comprobado la memoria del agua. Y en general se consideró que sus estudios validaban la homeopatía.

- Esto lo hizo pensar que estos resultados tendrían repercusión más allá de cualquier teoría de medicina alternativa. Ya que si el agua fuera capaz de imprimir y almacenar información de las moléculas, esto tendría un impacto en como se comunican unas moléculas con otras en nuestro cuerpo, pues las moléculas están rodeadas de agua. En cualquier célula viva hay diez mil moléculas de agua por cada molécula de proteína.

Los estudios de la memoria del agua llevaron a Benveniste a examinar como se comunican las moléculas dentro de una célula viva. Las moléculas deben hablarse unas con otras en todos los aspectos de la vida. Si estas excitado, tus glándulas adrenales producen mas adrenalina, que debe decir a unos receptores específicos que hagan que tu corazón lata más rápido. Si cada molécula individual tiene su propia frecuencia característica, su receptor o molécula con el espectro de rasgos adecuado se sintonizará con su frecuencia, del mismo modo que sintonizas la radio para captar una estación específica aunque este muy alejada.

- Lo mismo sucede cuando un diapasón hace que otro diapasón oscile a la misma frecuencia. Ambos entran en RESONANCIA: La vibración de un cuerpo es reforzada por otro cuerpo que vibra a la misma frecuencia o cerca de ella. A medida que estas dos moléculas resuenen en la misma longitud de onda, empezaran a resonar con las siguientes moléculas de la reacción bioquímica, creando así una “cascada de impulsos”, electromagnéticos, que viajan a la velocidad de la luz.

- Los experimentos de Benveniste demostraron de manera decisiva que las células no dependen de colisiones casuales, sino de señales electromagnéticas creadas por ondas electromagnéticas de baja frecuencia menos de 20 kHz.

- Según la teoría de Benveniste dos moléculas se sintonizan, una con otra, incluso a larga distancia, y resuenan en la misma frecuencia. Entonces las 2 moléculas resonantes crearán otra frecuencia, que resonará con la siguiente molécula o grupos de moléculas en el paso siguiente de la reacción biológica. Según Benveniste esto explica porque pequeños cambios en una molécula ---el cambio de un péptido, por ejemplo --- tendrán un efecto radical en lo que esa molécula haga.

La contribución de Benveniste fue demostrar que las moléculas y átomos tienen sus frecuencias únicas, usando la tecnología moderna tanto para registrarlas como para usar esa misma grabación en la comunicación celular.

A partir de 1991 Benveniste demostró que es posible transferir señales moleculares específicas simplemente usando un amplificador y ondas electromagnéticas.

Cuatro años después fue capaz de registrar y reproducir dichas señales usando un ordenador multimedia. A lo largo de miles de experimentos Benveniste y Guillonnet registraron la actividad de la molécula en un ordenador y reprodujeron la señal para un sistema biológico generalmente sensible a esa sustancia.

Otros estudios demostraron que el equipo de Benveniste podía borrar esas señales y detener la actividad celular mediante un campo magnético alternante. La conclusión inevitable es que como F.A. Popp teorizó las moléculas se hablan unas con otras mediante frecuencias oscilantes. Parece que el campo punto cero crea un medio que permite que las moléculas hablen entre ellas no-localmente y de forma prácticamente instantánea.
Experimentaron con el plasma sabiendo que se coagula. Retiraron el calcio del plasma atrapándolo químicamente, a continuación le añadieron agua con calcio, y el plasma se coaguló. Añadiendo un medicamento típicamente anticoagulante evitaremos que se coagule incluso en presencia de calcio. Benveniste tomó un tubo de ensayo de este plasma sin calcio y le añadió agua que contenía calcio expuesto al sonido (frecuencia electromagnética digitalizada) del anticoagulante. Y lo mismo la frecuencia característica del anticoagulante funciona como si las propias moléculas del anticoagulante estuvieran allí, en su presencia la sangre es más reacia a coagular de lo normal.

[ Regresar ]

 
Inicio  |  Quienes Somos  |  Tratamientos  |  Bases Científicas  |  Casos y Testimonios  |  Preguntas frecuentes  |  Tips de Salud  |  Contáctenos
© Salud Integral Bioenergética 2010.     Homero 203 6° piso - 601 • Colonia Polanco • C.P. 11570 • México, D.F. Powered by Artak Solutions